Llámenos al 962561030 675500061 *Envío Gratuito.+ de 10 años onlineCOMPRAR AHORA.

¿Cómo se hace el helado de naranja casero? Receta para el buen tiempo

Cómo se hace el helado de naranja casero

¿Cómo se hace el helado de naranja casero? Receta para el buen tiempo

Si quieres saber cómo se hace el helado de naranja casero, has llegado al sitio indicado.

Como sabes, el helado de naranja casero es una buenísima opción para sorprender a los tuyos al mismo tiempo que les ofreces un producto sano, lleno de vitaminas y sabroso.

Un buen helado casero siempre apetece, pero además, constituye un alimento natural y refrescante, sin ningún tipo de aditivos ni conservantes como los de los supermercados.

Pero primero, debes saber un par de trucos sobre cómo hacer helado de naranja casero para que se te quede cremoso y rico.

El primer truco para que nos resulte cremoso y no se nos quede una textura como de hielo, está en la materia grasa.

Todos los helados tienen una gran base de lo que denominamos materia grasa a la que luego le añadimos aquellos otros productos que le proporcionan sabor; vainilla, chocolate o frutas.

Si añadimos demasiado zumo de frutas, corremos el riesgo de que el helado, una vez en el congelador, comience a cristalizarse y no nos quede tan cremoso como nos gustaría.

Para evitarlo hay que aumentar la proporción de materia grasa. Añadir en la base del helado nata, merengue, queso crema, leche condensada o las yemas del huevo hará que nos quede mucho más denso y cremoso que si solo lo hacemos con leche  zumo.

Cuanto mayor sea el contenido en grasa, menos probable es que el helado se nos cristalice.

El segundo truco es batir constantemente el helado.

Hay que sacarlo varias veces del congelador y batirlo a conciencia antes de que llegue a congelarse, así, se va rompiendo ese proceso de cristalización del agua que puede contener la mezcla si usamos zumos de frutas.

Si quieres saber cómo hacer un helado de naranja casero y riquísimo, nosotros te ofrecemos una receta fácil de hacer y con unos ingredientes sencillos que se prestan a que el helado sea muy cremoso de por sí. Al utilizar como base nata y leche condensada, lo que es bastante materia grasa y azúcar, el azúcar es anticongelante, la mezcla se queda cremosa y dulce, ideal para tomar en cualquier momento.

Ingredientes

Naranjas – 3 unidades

Nata líquida para montar – 500 ml

Leche condensada – 350 g

Colorante alimentario naranja

Elaboración

Exprimir el zumo de las tres naranjas. Colarlo, para que el jugo no contenga nada de pulpa, y reservar.

En un recipiente grande monta la nata hasta que su textura sea densa y dura.

Añade la leche condensada al zumo de naranja que tenemos reservado. Luego añade la pizquita de colorante para que el helado se nos quede de un bonito color anaranjado.

Muévelo todo hasta que esté perfectamente incorporado y la leche condensada completamente desleída.

Esta mezcla hay que verterla muy poco a poco sobre la nata  montada y moviendo con una espátula de forma suave y con movimientos circulares. So lo hacemos de golpe o muy deprisa, la nata bajará de volumen y no nos quedará tan cremosa.

Poner en un recipiente amplio de plástico apto para el congelador.

El helado deberá estar un mínimo de ocho horas, pero lo ideal es que lo hagas el día antes y así, de esa forma, puede estar en el congelador toda la noche.

Durante el proceso de congelación debes ir sacándolo  y removiéndolo constantemente. Si lo haces a medio día, podrás dejar de batirlo durante la noche ya que su proceso de congelación habrá llegado a las ocho horas básicas más o menos después de la cena.

También debes tener en cuenta que para poder servirlo bien y en la mejor textura, debes sacarlo un ratito antes del congelador para que vaya descongelándose y no esté demasiado duro.

Como ves, hacer un helado de naranja casero es fácil y los resultados son impresionantes. Solo ten en cuenta utilizar las mejores y más frescas naranjas para que el helado tenga un sabor intenso, por ello, te aconsejamos comprar naranjas de Valencia por Internet en Naranjas Tradicionales, donde las tendrás en tu casa tan solo 24h después de recolectadas, con todo el sabor y el aroma de la huerta valenciana.