Cómo hacer gelatina de naranja casera fácilmente

Publicado el: nov 13, 2018

Categorías: Recetas con Naranjas

Etiquetas: gelatina de naranja

Hacer gelatina de naranja casera siempre es una buena idea, ¿las razones? Es un postre sencillo y delicioso. También es una forma estupenda de nutrir y de hidratar a niños, ancianos y enfermos. Además, puede cortarse en cubos o con formas divertidas para decorar otros postres y es ideal en dietas ligeras.

Existen diferentes formas de hacer gelatina de naranja casera. Lo que siempre necesitarás para ello son naranjas de calidad y sabrosas. Puedes comprar naranjas a domicilio, recién cosechadas, para ello y luego decidir cuál es el tipo de gelatina de naranja que deseas hacer.

Receta de gelatina de naranja casera hecha con agar-agar

Una de las mejores formas de hacer gelatina de naranja casera es con agar-agar. No solo porque es muy fácil, también porque, al proceder de un alga, el resultante es una gelatina de naranja casera apta para veganos. Además es saciante, ¡ideal si deseas adelgazar!

Pero lo mejor de todo es que cuaja incluso a temperatura ambiente. Así que si tienes la nevera llena puedes hacerla sin que ello importe. Y si te apetece hacer gelatina de naranja de formas especiales en moldes de silicona, te resultará mucho más sencillo.

Para preparar la gelatina de naranja debes exprimir naranjas hasta completar un litro de zumo colado, sin pulpa. Con estas cantidades podrás hacer 10 raciones pequeñas de gelatina de naranja para niños o 7 para adultos.

Pon el zumo al fuego con 140 gramos de azúcar o con 8 cucharadas de miel de mil flores, según te guste más. Cuando esté muy caliente, pero antes de que llegue a hervir, añade 10 gramos de agar-agar en polvo, mezcla removiendo de 2 a 3 minutos y retira del fuego.

Vierte la mezcla en flaneras individuales, moldes de silicona o incluso en copas. Deja enfriar bien a temperatura ambiente o en nevera.

Receta de gelatina de naranja casera hecha con láminas de gelatina

Las láminas de gelatina, según su tamaño, sirven para cuajar más o menos cantidad de líquido, en este caso, de zumo de naranja. Es importante que te fijes en las indicaciones del fabricante presentes en el envase del producto.

Para prepararlo debes hidratar las láminas de gelatina en un cuenco con agua fría.

Mientras, exprime las naranjas hasta obtener un litro de zumo colado. Pon el zumo en una cazuela al fuego con 150 gramos de azúcar y un pellizco de canela en polvo. Cuando esté muy caliente y el azúcar se haya diluido, apaga el fuego. Añade entonces las láminas de gelatina, una a una y bien escurridas de su agua (puedes hacerlo con las manos), removiendo para que se integren bien y se deshagan con facilidad.

Es el momento de verter la gelatina de naranja casera sobre el recipiente deseado. Si vas a desmoldarlo elige una flanera o un molde bonito. Otra opción es cuajarlo directamente en copas o vasos para servirlo en ellas.

Para que cuaje esta gelatina de naranja debe reposar primero a temperatura ambiente hasta templarse y después permanecer unas horas en la nevera.

Cómo servir gelatina de naranja casera para convertirla en un postre de fiesta

La gelatina de naranja casera puedes servirla tal cual o desmoldarla. Sin añadir nada más ya es un postre muy rico, pero también es una base estupenda para postres más elaborados. ¿Quieres convertirla en un postre especial de día de fiesta y no sabes con qué acompañarla? 

-                           Desmolda la gelatina de naranja y sírvela con hilos de caramelo líquido y piñones tostados o almendra laminada tostada.

- Sírvela sobre salsa de chocolate o sirope de chocolate. Recuerda que este tiene que estar también frío para que la gelatina no vuelva a su estado líquido.

Prepara la gelatina de naranja en un gran molde de bizcocho o flanera y acompáñala con rosetones de merengue y virutas de chocolate negro.

Puedes transformar la gelatina de naranja casera en gominolas caseras de naranja. Corta la gelatina en dados o cuaja la misma previamente en moldes para bombones. Una vez fría, reboza las gominolas en azúcar.

Rodea la gelatina con gajos de naranja sin piel, la mitad bañados en chocolate negro y la otra mitad bañados en chocolate blanco.

Como ves, hacer gelatina de naranja casera es muy fácil y puede ser tanto un postre ligero de diario como la base perfecta para un postre festivo. Ya puedes pedir naranjas a domicilio en naranjastradicionales.es y ponerte manos a la obra para disfrutar de todo su sabor.

Deja un comentario

Iniciar sesion